“MASTER MIXER” (RMS BEAUTY)

Todos los derechos reservados. ©The Lost Dragonfly

¡Hola! Seguro que todas conocéis esta marca y este producto, el famoso “Master Mixer” de RMS Beauty (os hablé de sus “Lip2Cheek” aquí) que promete ser todo un multiusos para el rostro, pudiendo aplicarse sólo o para realzar colorete, sombras… Es apto para todo tipo de pieles (no engrasa) y aporta luz y un ligero tono rosado con destellos dorados. Sus ingredientes son aceite de coco orgánico, cera de abeja orgánica, aceite de jojoba orgánico, manteca de cacao, sílice, tocoferol (vitamina E), extracto de romero y mica, así que es totalmente natural (parcialmente eco) pero no vegano.

Yo estaba bastante emocionada con él porque me parecía una opción perfecta para usar tanto solo como junto a otros productos y resaltarlos; además los tonos rosados me gustan muchísimo y la marca ya me había dado buen resultado, así que tras darle varias vueltas (porque no es barato) al final lo compré… y la verdad me ha decepcionado un poco. Me explico: el tono es precioso en el tarro, como podéis ver en la foto es un marrón clarito de base rosada con discretos destellos dorados, pero una vez aplicado en mi piel desaparece. He probado en párpados, mejillas, arco de las cejas, labio superior… al principio da un poco de luz, pero al rato ya no queda nada. Es tan discreto que en algunas zonas ni siquiera veo que está ahí, y he probado a aplicarme bastante más de lo que normalmente me pondría (y yo no soy de iluminadores de esos que se notan mucho). Como mejor me funciona es como punto de luz en el lagrimal, pero tampoco dura mucho. Lo tengo gastado de tanto intentar que me funcione porque sigo empeñada en que es una idea genial, pero no sé…  De todos los productos en crema que he probado, este es el único que no me volvería a comprar, pero cada piel es diferente y lo que en la mía no encaja puede ser perfecto para otras, yo he visto vídeos de chicas a las que les queda genial y se les nota muchísimo más que a mí, realza el rostro y lo ilumina.

Os dejo los swatches con luz natural, el primero es con bastante producto y debajo más difuminado, como normalmente lo aplicaríamos en el rostro, pero ya os digo que se nota mucho más ahí que en mi rostro:

Todos los derechos reservados

¿Habéis probado el Master Mixer? ¿Os gusta y os da luz u os pasa como a mí? ¿Algún truco para aplicarlo? ¡Buen fin de semana y gracias por leerme!

 

MIS FAVORITOS DEL MES DE MAYO

Todos los derechos reservados. ©The Lost Dragonfly

¡Hola! Dentro de muy poquito estaremos ya en pleno verano; la primavera es una estación que se me pasa volando: entre los días que parecen aún de invierno y los que ya son casi veraniegos me sabe a poco, aunque disfruto muchísimo los campos llenos de flores silvestres, los árboles brotando, el olor de las tormentas… En estos meses me apetece usar productos más ligeros y aromas más frescos y florales, y también tonos más rosas. Estos han sido mis favoritos del mes (que podemos decir han sido también mis favoritos de la primavera):

crema facial ligera “Rejoice” de Antipodes: os hablé de ella en este post, y ya la tengo terminada del todo. Me ha gustado muchísimo, ese olor avainillado me conquistó desde el primer día, y a mi piel le ha sentado fenomenal. La única pega es que no tiene protección solar, pero como yo estoy acostumbrada a tener que aplicármela aparte no me ha importado mucho

base “2in1 Bright Look”, esmalte de uñas tono “Chiffon Peony” y top coat “Gel Effect” de Mia Cosmetics: estoy preparando una entrada dedicada a esta marca y sus esmaltes de uñas, porque de todos los que he probado me parece que tienen la mejor relación calidad/precio, y además sus colores son preciosos y tiene muchísimos tonos. La base, el top coat y el quitaesmaltes me están encantando también, así que en breve los veréis por aquí. Este tono en concreto es un rosa palo que me encanta, queda precioso en manos y pies y me parece muy primaveral, aunque seguro que lo usaré también en otoño. La base deja una uñas con aspecto sano, cuidadas y brillantes, y el top coat da un acabado perfecto

crema corporal “Lavender-Coconut Organic Body Lotion” de Dr. Bronner’s: esta crema huele tal cual a coco y lavanda, es ligera e hidrata bien la piel. Me encanta usarla antes de dormir porque su olor me relaja y además no me deja la piel pegajosa, algo que con las temperaturas más altas agradezco mucho. Os hablaré de ella y otros productos de la marca en breve

desodorante “cedarwood&juniper” de Schmidt’s: lo llevo usando ya varios meses, y de todos los desodorantes que he probado los de Schmidt’s son mi favoritos sin dudarlo (este también me gusta mucho). Aunque no es el único que tengo de esta marca, sí que ha sido mi preferido estos meses; es muy cómodo por ser en stick, huele a cedro que es una maravilla (me chifla el olor a cedro, pero si no os gusta optad por otra fragancia porque se aprecia mucho) y me protege todo el día, incluyendo rutas de senderismo o en bici y mientras hago deporte

paleta “Pretty Naked II” de 100% Pure: os hablé de ella en este post y creo que ya se veía venir que estaría entre mis productos favoritos. Estoy encantada con ella: los tonos de sombras, el iluminador y sobre todo el colorete, es un color súper favorecedor con un efecto buena cara instantáneo, de hecho este mes sólo he usado ese y cada día me gusta aún más si cabe. Si os gustan esos tonos os la recomiendo, aunque seguro que cualquiera de las de la marca son así de buenas, ya depende de los colores que cada una quiera tener

¿Qué os parecen mis favoritos? ¿Coincidimos en alguno? ¿Alguien que use otras paletas de 100% Pure y esté tan contenta como yo? ¡Que tengáis un buen día y gracias por leerme!

PALETA “PRETTY NAKED II” DE 100% PURE, PERFECTA PARA EL DÍA A DÍA

©The Lost Dragonfly. Todos los derechos reservados

Las paletas son uno de esos productos que entran por los ojos de lo bonitas que son, y que resultan prácticas y versátiles al llevar varios tonos (o productos, como este caso) en un mismo estuche. Para mí el mayor problema es cuando en una misma paleta hay colores que me encantan y otros que nunca me pondría, así que me debato entre comprarla por los tonos que sí me gustan o dejarla por los que no usaré… o al menos eso me pasaba, porque desde que aposté por la cosmética natural sólo me he comprado una (fuerza de voluntad a tope) y es esta que os enseño hoy, de la marca estadounidense 100% Pure y que lleva tres sombras de ojos, un colorete y un iluminador en tonos neutros con mezcla de mates (el colorete)  y brillantes.

©The Lost Dragonfly. Todos los derechos reservados

Yo la uso a diario para looks más suaves, pero como trae un tono más oscuro permite usarla también los días que queramos más intensidad en la mirada. El iluminador es sutil pero se nota, y el colorete es de los que dejan buena cara al momento, al principio pensé que era un tono un poco apagado para mi gusto pero ahora es mi favorito.

Trae:

-tres sombras de ojos: “beam” (nude muy clarito con destellos dorados), “splendor” (marrón medio con sutil brillo dorado) y “vivid” (el más oscuro, marrón carbón con destellos rubí)

-un colorete mate rosa melocotón, “afterglow”

-un iluminador de sutil brillo perlado, “illume”

Todos son suaves y se deslizan muy bien sobre la piel, con y sin base de maquillaje. Son un poco polvorientos, pero con sacudir el exceso de la brocha antes de aplicarlos basta, y no caen a la zona de la ojera. No se mueven en todo el día, al menos en mi párpado, y se retiran perfectamente al desmaquillarse. El colorete y el iluminador sí que van perdiendo un poquito de intensidad conforme pasan las horas, en mi caso el iluminador más que el colorete, pero se siguen notando al final del día (otros que he probado desaparecen por completo de mi piel).

Pero lo mejor de esta paleta son sus ingredientes: aceites de rosa y de aguacate, manteca de cacao, almidón de arroz, mica, vitaminas C y E, y lo mejor, pigmentos a base de extractos vegetales: granada, arándano, fresa, frambuesa, cereza, albaricoque, melocotón, uva cabernet, camomila, bayas de goji, rosa, cacao, vainilla, mora, café, papaya, tomate, té negro o açai… Impresionante, ¿no? Y además es vegana…

En resumen, para mí es la paleta perfecta: tres sombras de ojos muy versátiles que permiten todo tipo de looks, un colorete efecto buena cara y un iluminador sutil pero visible, y todo con una formulación impecable y en un envase bonito (yo es que soy muy de tonos rosas). La he usado a lo largo de todo el invierno y a diario ahora en primavera, y cerque en verano le sacaré también mucho partido. ¿Alguna fan más por aquí?

Os dejo los swatches a continuación ¡espero que os haya gustado tanto como a mí!

¿Usáis esta o alguna de las otras paletas de la marca?¡Gracias por leerme y que paséis un buen fin de semana!

CREMA FACIAL LIGERA “REJOICE” DE ANTIPODES, IDEAL PARA EL BUEN TIEMPO

Confieso que tengo una especie de miedo irracional a probar cremas faciales: me las aplico siempre con temor a un brote de acné, o a una zona seca o a rojeces alrededor de los labios y la nariz… Esta hidratante además fue un regalo, así que imaginaos mis dudas antes de probarla pensando que ni siquiera la había elegido yo. Está indicada para pieles normales a mixtas, deshidratadas, sensibles, con rojeces y/o rosácea, y desaconsejada en pieles grasas. Yo tengo la piel sensible, con zonas más secas, algunas rojeces y brotes de acné, y ya os adelanto que me ha encantado: hidrata la piel durante todo el día sin que aparezcan brillos, no me han salido granos, parches secos o rojeces, y además huele fenomenal (no persiste el olor en la piel, pero al aplicársela es un extra). Tiene una textura más bien densa, pero se absorbe perfectamente con un ligero masaje y deja la piel hidratada y mate a la vez.

Sus ingredientes clave son el agua de flor de lavanda, que calma la piel; la manteca de karité, que evita la deshidratación y tiene propiedades antienvejecimiento y antiinflamatorias; los aceites de rosa mosqueta y aguacate, antioxidantes y regenerantes; el aceite de nuez de macadamia, que suaviza la piel; el aceite de jojoba, equilibrante y seborregulador; y el aceite de manuka, que es antibacteriano. El olor avainillado de esta crema procede del “conservante” (entre comillas porque se considera apto para fórmulas libres de conservantes), llamado naticide y compuesto a base de extractos vegetales derivados de aceites esenciales, y que tiene un característico olor dulce.

Al igual que el resto de productos de Antipodes, esta hidratante es 100% natural y está elaborada con ingredientes orgánicos y certificados, y es por supuesto cruelty-free. Esta en concreto es también apta para veganos y embarazadas.

Como única pega, no lleva protección solar, así que yo me la aplico después, pero aún así se ha convertido en una de mis favoritas. Probablemente en los meses de invierno se me quedaría corta, pero ahora con el buen tiempo me resulta perfecta en cuanto a hidratación y admito que el olor avainillado me tiene enganchada.

¿La habéis probado? ¿Usáis esta marca?

¡Feliz día y gracias por leerme!

BIENVENIDOS DE NUEVO

¡Hola! Después de un parón por temas personales que me impidieron retomar el blog el pasado invierno, parece que la primavera lo renueva todo y no hay mejor momento para recargar las pilas y la ilusión y volver a escribir, esta vez sin interrupciones, con energías renovadas y muchas ganas de compartir, aprender y crecer.

Y aunque tenéis un poco de información sobre mí en el perfil, aprovecho para presentarme mejor: me llamo Loreto, y me interesé por la cosmética natural hace unos años, cuando aprendí lo que eran los cosméticos cruelty-free y empecé a buscar información. A partir de ahí me enganché cada vez más y ahora combino productos comprados con otros que elaboro yo misma, por eso en el blog hay una mezcla de ambos. He realizado cursos de formación en cosmética natural y sigo aprendiendo todo lo que puedo, disfrutando mucho el proceso y descubriendo cosas nuevas cada día. ¿Qué más? Me encanta la fotografía, leer, salir al campo y escuchar la lluvia; soy vegetariana-casi-vegana y me acabo de aficionar a las acuarelas, y espero que encontréis algo que os guste u os resulte útil en este rincón 🙂

¡Gracias y bienvenidos de nuevo!

CITRUS ORGANIC HAIR RINSE DE DR. BRONNER’S, UNO DE MIS FAVORITOS PARA UN PELO SUAVE Y BRILLANTE

Si leísteis mi post de favoritos de otoño veríais que uno de ellos es este, el “Citrus Organic Hair Rinse” de la marca estadounidense Dr. Bronner’s, que seguro conocéis por sus famosos jabones y geles que sirven para multitud de cosas. Pues bien, curioseando me encontré con este “enjuague” para el pelo, que tenía opiniones tanto positivas como negativas y que me llamó mucho la atención. Como conocía la marca y me gusta mucho, me lancé a probarlo y tras una primera vez en la que no me pareció nada especial, le di otra oportunidad y me tiene enganchada desde entonces. Además, ahora que estoy en proceso de “reeducar” mi cuero cabelludo para espaciar más los lavados (ya os contaré si lo logro) me está viniendo genial.

Es similar en su aplicación a los vinagres de aclarado (como el de manzana y el de frambuesa), tras lavar el pelo y enjuagándolo posteriormente, aunque en este caso lo más importante es diluir el producto en agua antes, ya lo avisan bien claro en el envase: es muy concentrado, hay que diluirlo bien y evitar que entre en los ojos.

Sus ingredientes: zumo de limón; shikakai en polvo; aceites de limón, naranja, coco, oliva, cáñamo, jojoba y palma; hidróxido de potasio (utilizado para saponificar los aceites, por lo que no queda nada en el producto final); ácido cítrico y tocoferol (Vitamina E). Son todos certificados, orgánicos y de comercio justo, y están pensados para limpiar, acondicionar, suavizar, fortalecer e hidratar el cabello. Es vegano y por supuesto cruelty-free.

Formulado para usar como complemento al lavado, con uno de los jabones de la marca o, como hago yo, con nuestro champú habitual, promete dejar el cabello suave y manejable.

Para utilizarlo, hay que llenar el tapón del bote de producto, añadir esa cantidad a un vaso de agua y remover para que se mezclen bien; como lo miden en “cups”, serían unos 236 ml de agua. Pone que pueden echarse de uno a dos tapones de producto, pero en mi opinión con uno es suficiente salvo que tengáis muchísimo pelo o muy largo (a mí me llega hasta la mitad de la espalda, para que os hagáis una idea) o el agua donde vivís sea dura. Lo diluyo en un vaso de agua templada de 250 ml sin llenarlo hasta el borde.

Con el pelo ya limpio y aclarado, cogemos el vaso y poco a poco vamos vertiendo la mezcla desde la raíz hasta las puntas, masajeando y asegurándonos de que empapamos todo el cabello, con cuidado de que no nos entre en los ojos y enjuagándolo luego muy bien. Yo lo dejo unos minutos (como si fuera una mascarilla, de 2 a 5) y el pelo me queda brillante, suave y con un olor ligero a cítricos que apenas dura.

Si tenéis alguna heridita o la piel muy seca (en las manos, por ejemplo) notaréis que escuece cuando entra en contacto con este producto; es normal porque lleva zumo de limón; basta con aclararlo, pero por si acaso.

Yo estoy encantada con él; aunque pueda parecer un poco engorroso de usar, en realidad es bastante sencillo y el resultado merece la pena. No lo uso en cada lavado, sino que alterno con aceites, pero es definitivamente uno de mis favoritos y toda una sorpresa.

¿Usáis algún aclarado tras lavaros el pelo? ¡Feliz semana y gracias por leerme!

DIY: EXFOLIANTES LABIALES DE CANELA Y VAINILLA

Ahora que estamos ya en época de frío y el ambiente está más seco con viento y calefacciones, los labios necesitan un extra de cuidados. Si además soléis llevarlos pintados como yo, otra razón más para tenerlos lisos y bien nutridos. Como sólo con hidratarlos no suele bastar, hoy os muestro cómo elaborar

vuestro propio exfoliante labial con sabor. Podéis hacer el de canela o el de vainilla o bien hacer un poco de cada uno y mezclarlos, vainilla+canela es un sabor dulce y muy otoñal.

Las medidas que os pongo dan para una cantidad generosa de producto, para que os hagáis una idea, os saldrá la misma cantidad que el azúcar que pongáis; en función de esto podéis reducir a la mitad o duplicar si lo hacéis para más personas.

Para usarlo, cogemos un poquito con los dedos y lo aplicamos sobre los labios con movimientos circulares, sin presionar, que esta zona es muy delicada. Enjuagamos con agua templada (¡aunque den ganas de chuparlo!) y secamos a toquecitos con una toalla. A continuación os recomiendo aplicar un bálsamo labial muy nutritivo; yo lo uso por las noches y así puedo dejar actuar el bálsamo mientras duermo, aunque puede usarse también por la mañana sin problema; en este caso dejad el bálsamo actuar el mayor tiempo posible o usad un labial súper hidratante.

Una cosa más, si tenéis heriditas o los labios agrietados esperad antes de usar cualquier exfoliante, esta piel es muy fina y delicada y podríais agravar el problema.

Ingredientes para el Exfoliante Labial de Canela:

-2 cucharadas (tbsp) de azúcar blanco, que es más finita, aunque podéis usar moreno si preferís y es de grano fino

-1/2 cucharada (tbsp) de aceite de oliva

-1/2 cucharada (tbsp) de aceite de coco

-1/2 cucharadita (tsp) de canela molida, pero si preferís podéis poner una pizca o al gusto; a mí personalmente 1/2 cucharadita me parece la cantidad perfecta, más es demasiado

Ingredientes para el Exfoliante Labial de Vainilla:

-2 cucharadas (tbsp) de azúcar blanco, que es más finita, aunque podéis usar moreno si preferís y es de grano fino

-1/2 cucharada (tbsp) de aceite de oliva

-1/2 cucharada (tbsp) de aceite de coco

-1/2 cucharadita (tsp) de extracto de vainilla, o al gusto la cantidad que prefiráis

Elaboración: 

Si el aceite de coco está solidificado (lo normal ahora con el frío) hay que derretirlo primero; yo lo hice a intervalos muy cortitos en el microondas pero también puede ser al baño maría. En un cuenco, mezclamos el azúcar con los dos aceites, luego añadimos la canela o el extracto de vainilla y mezclamos de nuevo hasta que esté todo bien integrado. Quedarán con textura arenosa suave, el de canela color marrón y el de vainilla más amarillo. Lo pasamos a un tarro con tapa ¡y listo!

Yo hice una variante sólo con aceite de oliva, y en el caso de la canela apenas notaba el regusto del aceite (depende de lo fuerte que sea el sabor del que tengáis claro) pero con la vainilla tuve que añadir más extracto, aunque al final no se notaba tampoco.

Una vez hecho, almacenad el tarro donde no le dé el sol directamente y usadlo en un mes. Si un día notáis que ha cambiado el olor o el color de repente, y lleva ya unos días almacenado, mejor tiradlo y haced uno nuevo, aunque a mí no me ha pasado nunca está de más.

Como veis los exfoliantes labiales son súper fáciles de hacer y muy efectivos, ¡espero que os gusten y que os animéis a probarlos!

 

CREMA CORPORAL REAFIRMANTE DETOX FRESHLY COSMETICS ¿FUNCIONA?

Sé que a estas alturas del año no estaréis pensando precisamente en este tipo de cremas, que aunque técnicamente deberíamos aplicar durante todo el año para ver resultados, aparecen en nuestras mentes a la vez que el calor y los bañadores; tanto que me planteé dejar la review para el verano que viene.

Yo me la compré precisamente en verano; antes había utilizado el aceite anticelulítico de abedul de la marca Weledacon unos resultados bastante buenos, pero es más engorroso de usar y me apetecía una textura más ligera, así que al final me decidí por esta. Freshly es una marca muy conocida con un montón de fans, y esta crema tiene un aluvión de opiniones favorables, pero yo no la había probado todavía. Es cruelty-free, certificada por bio.inspecta  (norma BioVidaSana) y es apta para veganos; este envase en concreto es de aluminio, menos el dosificador que es de plástico. Trae 250ml, cuesta 26€ y una vez abierta dura 6 meses, pero a mí se me acabó bastante antes.

Sus ingredientes son agua; aceite de almendras dulces, de girasol, de germen de trigo y de soja; glicerina vegetal; emolientes de origen vegetal; perfume a base de aceites esenciales; proteína de trigo hidrolizada; cafeína; extractos de café, pomelo, jengibre (único ingrediente de cultivo ecológico), alga fucus, hamamelis, pepino y centella asiática; lecitina; vitamina E; ácidos grasos de origen vegetal; escualano vegetal; conservantes suaves (naturales o aprobados por EcoCert); goma xantana; y linalool, citral y limonene procedentes de los aceites esenciales. Es un listado más largo de lo que suele gustarme y para mí la gran pega es que sólo un ingrediente, el extracto de jengibre, es de cultivo ecológico, y me gustaría que más lo fueran.

Promete hidratar, suavizar y reafirmar la piel, favoreciendo además los procesos de eliminación de grasas y toxinas.

Yo la he aplicado con movimientos circulares y ascendentes hasta su total absorción, como indican, todos los días mañana y noche, y si bien el olor y la textura me gustan, no he notado el efecto reafirmante. Sí que deja la piel hidratada y además es fresquita, ideal si hace calor, pero tras gastar el bote entero no noté ninguna diferencia en mi piel. Es cierto que no tengo celulitis especialmente visible, así que en eso no sé si ayudará algo, pero en mi caso sirvió de hidratante y nada más, así que no la volvería a comprar aunque no descarto probar algo más de la marca.

No creo que compre ningún producto reafirmante ni anticelulítico más por ahora, me parece que he probado ya suficientes y que no son imprescindibles, así que el próximo me lo haré yo misma y ya veremos. Creo que es importante recordar que para conseguir resultados reales en la apariencia y firmeza de la piel, mejora de la celulitis, etc, lo importante no es una crema sino el estilo de vida que llevamos: lo que comemos, lo que nos movemos… y por supuesto sin olvidar que es algo que sufrimos todas las mujeres en mayor o menor medida, y que obsesionarnos con ello no va a solucionar nada. Yo solía preocuparme mucho por cómo se verían mis muslos en verano, y al final en vez de disfrutar puedes acabar pasándolo mal. Lo importante es sentirnos bien con nosotras mismas, aceptarnos y tratar de llevar una vida lo más sana posible.

¡Un abrazo y a valorarnos más, que ya toca!

“RECOVER BODY OIL” DE BALM BALM, UN ACEITE EFECTO CALOR PARA MÚSCULOS CANSADOS

¿Alguna vez habéis sentido las piernas pesadas, los músculos cargados o el cuerpo dolorido tras una caminata, sesión de ejercicio o simplemente agarrotamiento por estar en una misma postura demasiado tiempo? Pues para eso precisamente es este aceite con efecto calor formulado para ayudar a descargar y aliviar los músculos y a facilitar su recuperación.

Sus ingredientes son todos orgánicos y certificados por la Soil Association, y están escogidos por sus propiedades calmantes, hidratantes, antiinflamatorias y favorecedoras de la circulación: aceite de hueso de melocotón, rico en vitaminas A y E; aceite de onagra, regulador de la hidratación cutánea; aceite de jojoba, calmante y emoliente; aceite de escaramujo de rosa silvestre, regenerador cutáneo; extracto de flor de caléndula, antiinflamatorio y cicatrizante; aceite esencial de árbol de te, descongestionante venoso y linfático; aceite esencial de ravensara aromática, antiséptica, antiinflamatoria y analgésica; aceite esencial de bayas de enebro, antiinflamatorio, alivia problemas circulatorios, musculares y articulares; aceite esencial de pimienta negra, analgésico y favorecedor de la circulación; aceite esencial de gaulteria, antiinflamatorio, analgésico y vasodilatador; y limonene y linalool, componentes de los aceites esenciales.

Yo lo utilicé por primera vez después de una ruta larga de senderismo, con las piernas cansadas, tras la ducha y dándome un masaje desde el tobillo hacia el muslo, y para mi sorpresa las noté luego más ligeras. Tiene un olor peculiar porque lleva gaulteria, que huele como el spray “reflex” que usan los deportistas (porque el “reflex” lleva gaulteria, de la que toma su olor). Una vez sobre la piel, se absorbe bien y la intensidad del olor baja bastante aunque no desaparece ese toque tan característico.

Además de tener efecto calor suave, deja la piel suave y flexible y como digo ayuda a aliviar y recuperar. Para asegurarme, después de salir a correr lo apliqué en una pierna y en la otra usé de almendras, ambos con el mismo masaje ascendente, y en la pierna que usé el Recovery Body Oil noté calidez y descanso pero en la otra no.

Por supuesto, parte de este efecto es por el masaje, pero al usar un producto con ingredientes antiinflamatorios y que favorecen la circulación ayudamos mucho.

Por su olor, a mí me gusta más ahora con el frío que en verano, y lo recomiendo si pasáis mucho tiempo sentadas y notáis las piernas pesadas o el cuello agarrotado, o si hacéis ejercicio y se os cargan brazos y piernas, porque la cantidad que trae (100ml) se gasta enseguida si lo aplicamos en todo el cuerpo.

Es cruelty-free y vegano, certificado por la Soil Association y no es apto para embarazadas por algunos de los aceites esenciales que contiene, así que tenedlo en cuenta.

A mí me gusta, pero sólo volvería a comprarlo rebajado porque me parece poca cantidad para usarlo en zonas grandes o muy a menudo.

¡Un saludo y espero que hayáis aprovechado las rebajas del Black Friday! 🙂

MIS FAVORITOS DE OTOÑO

Otoño es mi estación favorita, con sus atardeceres dorados y las hojas de colores en los árboles, y esas ganas de encender la chimenea y leer un libro junto al fuego con una taza de chocolate caliente. Otoño es para mí sinónimo de labios oscuros y uñas de tonos rojizos, pero también de manos secas y algún que otro brote de acné, aparte de la caída de pelo estacional… Así que en cuanto comienza a cambiar el tiempo, y aunque este año el frío se está haciendo esperar, yo ya empiezo a adecuar mi rutina a la nueva estación.

Estos son mis favoritos de este año:

-el famoso bálsamo verde o “green balm” de MOA, que me enamoró desde el primer día con ese tarro de cristal tan bonito y la estética de la marca, pero que me tiene enganchada porque ha sido todo un descubrimiento: retira el maquillaje (ojos y labios incluidos), protege la piel, nutre los labios, repara las manos… estoy acabando mi segundo bote y sin duda repetiré, lo uso hasta en cejas y pestañas, todo un multiusos y que además no me ha causado ningún granito ni rojez, así que encantada con él

-el multistick 3en1 de Ilia Beauty en el tono “A Fine Romance”, que utilizo sobre todo como colorete pero también en los labios algún día que quiera llevarlos más discretos. Es cremoso y se extiende con facilidad, deja un acabado muy natural y su color es otoñal cien por cien. Podéis leer la review entera aquí

-en las uñas, estos dos tonos de Little Ondine son ideales para el otoño: “Fusion” es un rojo tomate que para mí es “el rojo”, y “Enchanting” es un color más amarronado y con brillo, uno de mis favoritos de la marca. Ambos los uso con la base “Secret” debajo y acabo con una pasada de “Secret” como top coat (sirve para ambas cosas). Estos esmaltes de uñas me tienen enamorada desde que los conocí: basados en agua, me duran un montón (que en mi caso es decir mucho), los colores son preciosos y se retiran despegándolos de la uña ¿qué más se puede pedir? Aquí os hablo al detalle de ellos

-la barra de labios semi mate “Cocoa Butter Semi Matte Lipstick” en tono “Currant” de 100% Pure me parece la mejor que he tenido hasta ahora, y en breve me haré con algún tono más porque la verdad es que no puede ser mejor: una formulación impecable, duración alta, textura sedosa, color precioso y pigmentado… Esta es un tono baya oscuro con subtono azulado, pero hay más colores tanto semi mates como brillantes

-la base de maquillaje “2nd Skin Foundation” en tono “Peach Bisque” de 100% Pure es, igual que la barra de labios de la misma marca, la mejor base que he usado nunca. De nuevo, una formulación impecable y unos resultados de diez: se extiende fenomenal, es modulable, aguanta todo el día… Mi piel es de tendencia acneica, y no me saca brillos, más bien aporta una luminosidad que me encanta en vez de ese acabado más pesado de otras bases aptas para pieles grasas. Es de cobertura ligera, como a mí me gusta, pero deja el tono de piel uniforme y sus ingredientes cuidan la piel a la vez. Una maravilla que hace honor a su nombre

-este perfume en aceite formato roll-on de Saar Soleares, “Fig”, lo compré en verano y lo he estado usando desde entonces. Su aroma es dulce, con toque de frutas y hojas, cálido y rico. Personalmente, me gusta más ahora en otoño que con las temperaturas altas de verano, me recuerda a los frutales con las hojas cayendo en una tarde aún cálida bañada en luz dorada… Su duración no es especialmente buena, como todos los perfumes en este formato, pero sí que permanece un rato en la piel. A mí me gusta aplicarlo en las puntas del pelo también; lo nutre porque es en aceite y además perfuma el cabello y dura más el olor

-el “Citrus Organic Hair Rinse” de  Dr. Bronner’s lo encontré por casualidad y como la marca me gusta mucho, me decidí a probarlo. Leí sobre él todo tipo de opiniones encontradas, pero usado correctamente es ya un imprescindible para mí: me deja el pelo suave, con cuerpo, brillante… me encanta y hasta me da pena las veces que no lo uso. No pensé que un producto así fuera a gustarme tanto, pero me ha sorprendido gratamente. Su única pega es que el limón escuece si cae en alguna heridita, pero con enjuagar es suficiente (sólo hay que tener cuidado con los ojos!)

Estoy segura de que con la llegada del invierno alguno de estos seguirá entre mis favoritos, como el bálsamo de MOA o la 2nd Skin Foundation de 100% Pure; son de esos productos que aunque pruebes otros parecidos nunca te cansas de ellos.

¿Cuáles son vuestros favoritos de otoño? ¡Felices atardeceres dorados y hasta la próxima!