CREMA CORPORAL REAFIRMANTE DETOX FRESHLY COSMETICS ¿FUNCIONA?

Sé que a estas alturas del año no estaréis pensando precisamente en este tipo de cremas, que aunque técnicamente deberíamos aplicar durante todo el año para ver resultados, aparecen en nuestras mentes a la vez que el calor y los bañadores; tanto que me planteé dejar la review para el verano que viene.

Yo me la compré precisamente en verano; antes había utilizado el aceite anticelulítico de abedul de la marca Weledacon unos resultados bastante buenos, pero es más engorroso de usar y me apetecía una textura más ligera, así que al final me decidí por esta. Freshly es una marca muy conocida con un montón de fans, y esta crema tiene un aluvión de opiniones favorables, pero yo no la había probado todavía. Es cruelty-free, certificada por bio.inspecta  (norma BioVidaSana) y es apta para veganos; este envase en concreto es de aluminio, menos el dosificador que es de plástico. Trae 250ml, cuesta 26€ y una vez abierta dura 6 meses, pero a mí se me acabó bastante antes.

Sus ingredientes son agua; aceite de almendras dulces, de girasol, de germen de trigo y de soja; glicerina vegetal; emolientes de origen vegetal; perfume a base de aceites esenciales; proteína de trigo hidrolizada; cafeína; extractos de café, pomelo, jengibre (único ingrediente de cultivo ecológico), alga fucus, hamamelis, pepino y centella asiática; lecitina; vitamina E; ácidos grasos de origen vegetal; escualano vegetal; conservantes suaves (naturales o aprobados por EcoCert); goma xantana; y linalool, citral y limonene procedentes de los aceites esenciales. Es un listado más largo de lo que suele gustarme y para mí la gran pega es que sólo un ingrediente, el extracto de jengibre, es de cultivo ecológico, y me gustaría que más lo fueran.

Promete hidratar, suavizar y reafirmar la piel, favoreciendo además los procesos de eliminación de grasas y toxinas.

Yo la he aplicado con movimientos circulares y ascendentes hasta su total absorción, como indican, todos los días mañana y noche, y si bien el olor y la textura me gustan, no he notado el efecto reafirmante. Sí que deja la piel hidratada y además es fresquita, ideal si hace calor, pero tras gastar el bote entero no noté ninguna diferencia en mi piel. Es cierto que no tengo celulitis especialmente visible, así que en eso no sé si ayudará algo, pero en mi caso sirvió de hidratante y nada más, así que no la volvería a comprar aunque no descarto probar algo más de la marca.

No creo que compre ningún producto reafirmante ni anticelulítico más por ahora, me parece que he probado ya suficientes y que no son imprescindibles, así que el próximo me lo haré yo misma y ya veremos. Creo que es importante recordar que para conseguir resultados reales en la apariencia y firmeza de la piel, mejora de la celulitis, etc, lo importante no es una crema sino el estilo de vida que llevamos: lo que comemos, lo que nos movemos… y por supuesto sin olvidar que es algo que sufrimos todas las mujeres en mayor o menor medida, y que obsesionarnos con ello no va a solucionar nada. Yo solía preocuparme mucho por cómo se verían mis muslos en verano, y al final en vez de disfrutar puedes acabar pasándolo mal. Lo importante es sentirnos bien con nosotras mismas, aceptarnos y tratar de llevar una vida lo más sana posible.

¡Un abrazo y a valorarnos más, que ya toca!

“RECOVER BODY OIL” DE BALM BALM, UN ACEITE EFECTO CALOR PARA MÚSCULOS CANSADOS

¿Alguna vez habéis sentido las piernas pesadas, los músculos cargados o el cuerpo dolorido tras una caminata, sesión de ejercicio o simplemente agarrotamiento por estar en una misma postura demasiado tiempo? Pues para eso precisamente es este aceite con efecto calor formulado para ayudar a descargar y aliviar los músculos y a facilitar su recuperación.

Sus ingredientes son todos orgánicos y certificados por la Soil Association, y están escogidos por sus propiedades calmantes, hidratantes, antiinflamatorias y favorecedoras de la circulación: aceite de hueso de melocotón, rico en vitaminas A y E; aceite de onagra, regulador de la hidratación cutánea; aceite de jojoba, calmante y emoliente; aceite de escaramujo de rosa silvestre, regenerador cutáneo; extracto de flor de caléndula, antiinflamatorio y cicatrizante; aceite esencial de árbol de te, descongestionante venoso y linfático; aceite esencial de ravensara aromática, antiséptica, antiinflamatoria y analgésica; aceite esencial de bayas de enebro, antiinflamatorio, alivia problemas circulatorios, musculares y articulares; aceite esencial de pimienta negra, analgésico y favorecedor de la circulación; aceite esencial de gaulteria, antiinflamatorio, analgésico y vasodilatador; y limonene y linalool, componentes de los aceites esenciales.

Yo lo utilicé por primera vez después de una ruta larga de senderismo, con las piernas cansadas, tras la ducha y dándome un masaje desde el tobillo hacia el muslo, y para mi sorpresa las noté luego más ligeras. Tiene un olor peculiar porque lleva gaulteria, que huele como el spray “reflex” que usan los deportistas (porque el “reflex” lleva gaulteria, de la que toma su olor). Una vez sobre la piel, se absorbe bien y la intensidad del olor baja bastante aunque no desaparece ese toque tan característico.

Además de tener efecto calor suave, deja la piel suave y flexible y como digo ayuda a aliviar y recuperar. Para asegurarme, después de salir a correr lo apliqué en una pierna y en la otra usé de almendras, ambos con el mismo masaje ascendente, y en la pierna que usé el Recovery Body Oil noté calidez y descanso pero en la otra no.

Por supuesto, parte de este efecto es por el masaje, pero al usar un producto con ingredientes antiinflamatorios y que favorecen la circulación ayudamos mucho.

Por su olor, a mí me gusta más ahora con el frío que en verano, y lo recomiendo si pasáis mucho tiempo sentadas y notáis las piernas pesadas o el cuello agarrotado, o si hacéis ejercicio y se os cargan brazos y piernas, porque la cantidad que trae (100ml) se gasta enseguida si lo aplicamos en todo el cuerpo.

Es cruelty-free y vegano, certificado por la Soil Association y no es apto para embarazadas por algunos de los aceites esenciales que contiene, así que tenedlo en cuenta.

A mí me gusta, pero sólo volvería a comprarlo rebajado porque me parece poca cantidad para usarlo en zonas grandes o muy a menudo.

¡Un saludo y espero que hayáis aprovechado las rebajas del Black Friday! 🙂

MIS FAVORITOS DE OTOÑO

Otoño es mi estación favorita, con sus atardeceres dorados y las hojas de colores en los árboles, y esas ganas de encender la chimenea y leer un libro junto al fuego con una taza de chocolate caliente. Otoño es para mí sinónimo de labios oscuros y uñas de tonos rojizos, pero también de manos secas y algún que otro brote de acné, aparte de la caída de pelo estacional… Así que en cuanto comienza a cambiar el tiempo, y aunque este año el frío se está haciendo esperar, yo ya empiezo a adecuar mi rutina a la nueva estación.

Estos son mis favoritos de este año:

-el famoso bálsamo verde o “green balm” de MOA, que me enamoró desde el primer día con ese tarro de cristal tan bonito y la estética de la marca, pero que me tiene enganchada porque ha sido todo un descubrimiento: retira el maquillaje (ojos y labios incluidos), protege la piel, nutre los labios, repara las manos… estoy acabando mi segundo bote y sin duda repetiré, lo uso hasta en cejas y pestañas, todo un multiusos y que además no me ha causado ningún granito ni rojez, así que encantada con él

-el multistick 3en1 de Ilia Beauty en el tono “A Fine Romance”, que utilizo sobre todo como colorete pero también en los labios algún día que quiera llevarlos más discretos. Es cremoso y se extiende con facilidad, deja un acabado muy natural y su color es otoñal cien por cien. Podéis leer la review entera aquí

-en las uñas, estos dos tonos de Little Ondine son ideales para el otoño: “Fusion” es un rojo tomate que para mí es “el rojo”, y “Enchanting” es un color más amarronado y con brillo, uno de mis favoritos de la marca. Ambos los uso con la base “Secret” debajo y acabo con una pasada de “Secret” como top coat (sirve para ambas cosas). Estos esmaltes de uñas me tienen enamorada desde que los conocí: basados en agua, me duran un montón (que en mi caso es decir mucho), los colores son preciosos y se retiran despegándolos de la uña ¿qué más se puede pedir? Aquí os hablo al detalle de ellos

-la barra de labios semi mate “Cocoa Butter Semi Matte Lipstick” en tono “Currant” de 100% Pure me parece la mejor que he tenido hasta ahora, y en breve me haré con algún tono más porque la verdad es que no puede ser mejor: una formulación impecable, duración alta, textura sedosa, color precioso y pigmentado… Esta es un tono baya oscuro con subtono azulado, pero hay más colores tanto semi mates como brillantes

-la base de maquillaje “2nd Skin Foundation” en tono “Peach Bisque” de 100% Pure es, igual que la barra de labios de la misma marca, la mejor base que he usado nunca. De nuevo, una formulación impecable y unos resultados de diez: se extiende fenomenal, es modulable, aguanta todo el día… Mi piel es de tendencia acneica, y no me saca brillos, más bien aporta una luminosidad que me encanta en vez de ese acabado más pesado de otras bases aptas para pieles grasas. Es de cobertura ligera, como a mí me gusta, pero deja el tono de piel uniforme y sus ingredientes cuidan la piel a la vez. Una maravilla que hace honor a su nombre

-este perfume en aceite formato roll-on de Saar Soleares, “Fig”, lo compré en verano y lo he estado usando desde entonces. Su aroma es dulce, con toque de frutas y hojas, cálido y rico. Personalmente, me gusta más ahora en otoño que con las temperaturas altas de verano, me recuerda a los frutales con las hojas cayendo en una tarde aún cálida bañada en luz dorada… Su duración no es especialmente buena, como todos los perfumes en este formato, pero sí que permanece un rato en la piel. A mí me gusta aplicarlo en las puntas del pelo también; lo nutre porque es en aceite y además perfuma el cabello y dura más el olor

-el “Citrus Organic Hair Rinse” de  Dr. Bronner’s lo encontré por casualidad y como la marca me gusta mucho, me decidí a probarlo. Leí sobre él todo tipo de opiniones encontradas, pero usado correctamente es ya un imprescindible para mí: me deja el pelo suave, con cuerpo, brillante… me encanta y hasta me da pena las veces que no lo uso. No pensé que un producto así fuera a gustarme tanto, pero me ha sorprendido gratamente. Su única pega es que el limón escuece si cae en alguna heridita, pero con enjuagar es suficiente (sólo hay que tener cuidado con los ojos!)

Estoy segura de que con la llegada del invierno alguno de estos seguirá entre mis favoritos, como el bálsamo de MOA o la 2nd Skin Foundation de 100% Pure; son de esos productos que aunque pruebes otros parecidos nunca te cansas de ellos.

¿Cuáles son vuestros favoritos de otoño? ¡Felices atardeceres dorados y hasta la próxima!