“RECOVER BODY OIL” DE BALM BALM, UN ACEITE EFECTO CALOR PARA MÚSCULOS CANSADOS

¿Alguna vez habéis sentido las piernas pesadas, los músculos cargados o el cuerpo dolorido tras una caminata, sesión de ejercicio o simplemente agarrotamiento por estar en una misma postura demasiado tiempo? Pues para eso precisamente es este aceite con efecto calor formulado para ayudar a descargar y aliviar los músculos y a facilitar su recuperación.

Sus ingredientes son todos orgánicos y certificados por la Soil Association, y están escogidos por sus propiedades calmantes, hidratantes, antiinflamatorias y favorecedoras de la circulación: aceite de hueso de melocotón, rico en vitaminas A y E; aceite de onagra, regulador de la hidratación cutánea; aceite de jojoba, calmante y emoliente; aceite de escaramujo de rosa silvestre, regenerador cutáneo; extracto de flor de caléndula, antiinflamatorio y cicatrizante; aceite esencial de árbol de te, descongestionante venoso y linfático; aceite esencial de ravensara aromática, antiséptica, antiinflamatoria y analgésica; aceite esencial de bayas de enebro, antiinflamatorio, alivia problemas circulatorios, musculares y articulares; aceite esencial de pimienta negra, analgésico y favorecedor de la circulación; aceite esencial de gaulteria, antiinflamatorio, analgésico y vasodilatador; y limonene y linalool, componentes de los aceites esenciales.

Yo lo utilicé por primera vez después de una ruta larga de senderismo, con las piernas cansadas, tras la ducha y dándome un masaje desde el tobillo hacia el muslo, y para mi sorpresa las noté luego más ligeras. Tiene un olor peculiar porque lleva gaulteria, que huele como el spray “reflex” que usan los deportistas (porque el “reflex” lleva gaulteria, de la que toma su olor). Una vez sobre la piel, se absorbe bien y la intensidad del olor baja bastante aunque no desaparece ese toque tan característico.

Además de tener efecto calor suave, deja la piel suave y flexible y como digo ayuda a aliviar y recuperar. Para asegurarme, después de salir a correr lo apliqué en una pierna y en la otra usé de almendras, ambos con el mismo masaje ascendente, y en la pierna que usé el Recovery Body Oil noté calidez y descanso pero en la otra no.

Por supuesto, parte de este efecto es por el masaje, pero al usar un producto con ingredientes antiinflamatorios y que favorecen la circulación ayudamos mucho.

Por su olor, a mí me gusta más ahora con el frío que en verano, y lo recomiendo si pasáis mucho tiempo sentadas y notáis las piernas pesadas o el cuello agarrotado, o si hacéis ejercicio y se os cargan brazos y piernas, porque la cantidad que trae (100ml) se gasta enseguida si lo aplicamos en todo el cuerpo.

Es cruelty-free y vegano, certificado por la Soil Association y no es apto para embarazadas por algunos de los aceites esenciales que contiene, así que tenedlo en cuenta.

A mí me gusta, pero sólo volvería a comprarlo rebajado porque me parece poca cantidad para usarlo en zonas grandes o muy a menudo.

¡Un saludo y espero que hayáis aprovechado las rebajas del Black Friday! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *