CREMA CORPORAL REAFIRMANTE DETOX FRESHLY COSMETICS ¿FUNCIONA?

Sé que a estas alturas del año no estaréis pensando precisamente en este tipo de cremas, que aunque técnicamente deberíamos aplicar durante todo el año para ver resultados, aparecen en nuestras mentes a la vez que el calor y los bañadores; tanto que me planteé dejar la review para el verano que viene.

Yo me la compré precisamente en verano; antes había utilizado el aceite anticelulítico de abedul de la marca Weledacon unos resultados bastante buenos, pero es más engorroso de usar y me apetecía una textura más ligera, así que al final me decidí por esta. Freshly es una marca muy conocida con un montón de fans, y esta crema tiene un aluvión de opiniones favorables, pero yo no la había probado todavía. Es cruelty-free, certificada por bio.inspecta  (norma BioVidaSana) y es apta para veganos; este envase en concreto es de aluminio, menos el dosificador que es de plástico. Trae 250ml, cuesta 26€ y una vez abierta dura 6 meses, pero a mí se me acabó bastante antes.

Sus ingredientes son agua; aceite de almendras dulces, de girasol, de germen de trigo y de soja; glicerina vegetal; emolientes de origen vegetal; perfume a base de aceites esenciales; proteína de trigo hidrolizada; cafeína; extractos de café, pomelo, jengibre (único ingrediente de cultivo ecológico), alga fucus, hamamelis, pepino y centella asiática; lecitina; vitamina E; ácidos grasos de origen vegetal; escualano vegetal; conservantes suaves (naturales o aprobados por EcoCert); goma xantana; y linalool, citral y limonene procedentes de los aceites esenciales. Es un listado más largo de lo que suele gustarme y para mí la gran pega es que sólo un ingrediente, el extracto de jengibre, es de cultivo ecológico, y me gustaría que más lo fueran.

Promete hidratar, suavizar y reafirmar la piel, favoreciendo además los procesos de eliminación de grasas y toxinas.

Yo la he aplicado con movimientos circulares y ascendentes hasta su total absorción, como indican, todos los días mañana y noche, y si bien el olor y la textura me gustan, no he notado el efecto reafirmante. Sí que deja la piel hidratada y además es fresquita, ideal si hace calor, pero tras gastar el bote entero no noté ninguna diferencia en mi piel. Es cierto que no tengo celulitis especialmente visible, así que en eso no sé si ayudará algo, pero en mi caso sirvió de hidratante y nada más, así que no la volvería a comprar aunque no descarto probar algo más de la marca.

No creo que compre ningún producto reafirmante ni anticelulítico más por ahora, me parece que he probado ya suficientes y que no son imprescindibles, así que el próximo me lo haré yo misma y ya veremos. Creo que es importante recordar que para conseguir resultados reales en la apariencia y firmeza de la piel, mejora de la celulitis, etc, lo importante no es una crema sino el estilo de vida que llevamos: lo que comemos, lo que nos movemos… y por supuesto sin olvidar que es algo que sufrimos todas las mujeres en mayor o menor medida, y que obsesionarnos con ello no va a solucionar nada. Yo solía preocuparme mucho por cómo se verían mis muslos en verano, y al final en vez de disfrutar puedes acabar pasándolo mal. Lo importante es sentirnos bien con nosotras mismas, aceptarnos y tratar de llevar una vida lo más sana posible.

¡Un abrazo y a valorarnos más, que ya toca!

ACEITE ANTICELULÍTICO DE ABEDUL Y CELULICUP, DE WELEDA

El producto del que os hablo hoy es muy conocido, y seguro que muchas lo habéis probado ya, pero aún así quería daros mi opinión. Aunque este aceite es anticelulítico, hay que recordar que ningún producto cosmético va por si solo a acabar con la celulitis, por mucho que lo usemos o muy efectivo que sea. Dicho esto, sí que puede ayudarnos a mejorar el aspecto de la piel, y como veréis más abajo a mí me gusta bastante. 

La celulitis o piel de naranja está causada por nódulos de grasa que se acumulan en determinadas zonas del cuerpo, en especial glúteos, piernas y barriga, y afecta sobre todo a las mujeres. Lo más importante para mantenerla a raya es realizar ejercicio y alimentarse correctamente, hidratándonos bien y evitando los alimentos muy procesados, refinados o altos en grasas y azúcares. Pero sobre todo no debemos olvidar que lo más importante es sentirnos bien en nuestra piel y con nosotras mismas, cuidarnos y aceptarnos sin dejar que nadie nos haga sentir mal por tener celulitis, o estrías, o lo que sea. 

Y ahora el aceite en cuestión: es de color verde y huele como a hierbas, a mí me resulta agradable y refrescante pero puede no ser un olor que guste a todo el mundo.  Viene en una botella de cristal tintado, de color verde también, y podéis adquirirlo solo o en un pack de dos botellas que suele llevar también la CeluliCup y que es el que tengo yo. La verdad es que si vais a ser constantes sale bastante bien de precio así, pero si queréis solo una botella podéis encontrar ventosas similares a la CeluliCup a precios bastante asequibles.

Sus ingredientes son:

Prunus Armeniaca Kernel Oil, Simmondsia Chinensis Seed Oil, Triticum Vulgare Germ Oil, Fragance (1), Betula Alba Leaf Extract, Ruscus Aculeatus Root Extract, Rosmarinus Officinalis Leaf Extract, Linalool (1), Citronellol (1), Geraniol (1), Citral (1)

Esto es:

Aceite de hueso de albaricoque (hidratante, mejora la función de barrera de la piel, rico en ácidos grasos insaturados); aceite de jojoba (muy hidratante); aceite de germen de trigo (rico en vitamina E, ácido linoleico y ácido alfa linolénico, efecto alisante); fragancia (desde Weleda aclaran que usan exclusivamente una mezcla de aceites esenciales naturales, no perfumes sintéticos); extracto de hoja de abedul (rico en taninos y flavonoides, activa el metabolismo de la piel y la suaviza); extracto de raíz de rusco (tonifica y calma la piel); extracto de hojas de romero (tonifica, estimula la circulación y el metabolismo); linalool (derivado de los aceites esenciales usados para mejorar el aroma en los productos cosméticos); citronelol (derivado de los aceites esenciales usados para mejorar el aroma en los productos cosméticos); citral (derivado de los aceites esenciales usados para mejorar el aroma en los productos cosméticos).

Mi experiencia: cuando no usaba aún cosmética orgánica probé varias cremas y algún aceite anticelulítico, algunos de marcas muy conocidas, y con ninguno noté una mejoría real en la piel. Con este aceite, sin embargo, sí que noto algo; no es milagroso claro, pero sí es cierto que con su uso la piel se va nutriendo y alisando, queda muy hidratada y como tonificada, y sí que he notado un cambio en su aspecto. Se recomienda usarlo dos veces al día, sobre la piel húmeda para que sea más fácil extenderlo y masajear, pero yo lo uso normalmente por las noches porque por las mañanas no tengo tiempo.

Para quienes se pregunten si importa realmente o no usar la CeluliCup, la respuesta es un sí rotundo. El masaje es, como en todos los productos anticelulíticos, primordial para obtener buenos resultados; de hecho, cuando aplico el aceite sin el masaje noto la piel hidratada y bonita, pero no tonificada. La CeluliCup es una ventosa de silicona que debemos apretar por dos lados, apoyar sobre la piel y soltar; de este modo, se crea un vacío que succiona la piel y permite masajearla al mover la CeluliCup. (Importante: hay que succionar siempre en una zona con aceite, nunca en la piel seca, y si notamos que duele o que no hay apenas succión, soltamos la CeluliCup y repetimos de nuevo). 

Para el masaje, desde Weleda recomiendan dedicar de 5 a 10 minutos por pierna, y seguir estos pasos:

  1. efectuar movimientos circulares ascendentes, de la rodilla a la cadera
  2. moverla a lo largo de la pierna en línea recta hacia el corazón por la misma zona
  3. terminar el masaje con movimientos en “s” de arriba abajo

Después de cada uso, hay que lavar la CeluliCup con agua y jabón.

Técnicamente, con este masaje se movilizan los depósitos de grasa y además activamos la circulación sanguínea, reducimos la tensión muscular, estimulamos el sistema linfático, mejoramos la elasticidad de la piel y la tonificamos. En mi caso, la piel me queda enrojecida tras el masaje por la succión de la CeluliCup, pero es algo normal; no debe dolernos pero tampoco es agradable, hay zonas donde lo notaremos más si la celulitis es más dura y debemos tener más cuidado en zonas con varices. 

La única pega es que para poder aplicarlo con la CeluliCup necesitas un poco de tiempo… Yo lo uso todas las noches con el masaje y dejo que vaya absorbiéndose sin prisa, o lo seco un poco con una toalla, pero por las mañanas rara vez lo logro (aunque ahora estoy probando otro, en breve hablaré de él).

El aceite cuesta alrededor de 17€, aunque buscando en internet podéis encontrarlo desde 14€, y el pack con la CeluliCup ronda los 28-30€, pero varía dependiendo de la tienda. Es Cruelty-Free, apto para Veganos y certificado por Natrue.

¿Lo recomiendo? Sí, y sin duda volveré a comprarlo cuando se me acabe.

¿Habéis probado este aceite? ¿Os dio buenos resultados? ¿Algún producto que os funcione bien para mejorar la apariencia de la piel de naranja? ¡Que paséis un buen día y gracias por leerme!

Por favor, no uses mis fotos sin mi permiso ¡gracias!