MIS FAVORITOS DE OTOÑO

Otoño es mi estación favorita, con sus atardeceres dorados y las hojas de colores en los árboles, y esas ganas de encender la chimenea y leer un libro junto al fuego con una taza de chocolate caliente. Otoño es para mí sinónimo de labios oscuros y uñas de tonos rojizos, pero también de manos secas y algún que otro brote de acné, aparte de la caída de pelo estacional… Así que en cuanto comienza a cambiar el tiempo, y aunque este año el frío se está haciendo esperar, yo ya empiezo a adecuar mi rutina a la nueva estación.

Estos son mis favoritos de este año:

-el famoso bálsamo verde o “green balm” de MOA, que me enamoró desde el primer día con ese tarro de cristal tan bonito y la estética de la marca, pero que me tiene enganchada porque ha sido todo un descubrimiento: retira el maquillaje (ojos y labios incluidos), protege la piel, nutre los labios, repara las manos… estoy acabando mi segundo bote y sin duda repetiré, lo uso hasta en cejas y pestañas, todo un multiusos y que además no me ha causado ningún granito ni rojez, así que encantada con él

-el multistick 3en1 de Ilia Beauty en el tono “A Fine Romance”, que utilizo sobre todo como colorete pero también en los labios algún día que quiera llevarlos más discretos. Es cremoso y se extiende con facilidad, deja un acabado muy natural y su color es otoñal cien por cien. Podéis leer la review entera aquí

-en las uñas, estos dos tonos de Little Ondine son ideales para el otoño: “Fusion” es un rojo tomate que para mí es “el rojo”, y “Enchanting” es un color más amarronado y con brillo, uno de mis favoritos de la marca. Ambos los uso con la base “Secret” debajo y acabo con una pasada de “Secret” como top coat (sirve para ambas cosas). Estos esmaltes de uñas me tienen enamorada desde que los conocí: basados en agua, me duran un montón (que en mi caso es decir mucho), los colores son preciosos y se retiran despegándolos de la uña ¿qué más se puede pedir? Aquí os hablo al detalle de ellos

-la barra de labios semi mate “Cocoa Butter Semi Matte Lipstick” en tono “Currant” de 100% Pure me parece la mejor que he tenido hasta ahora, y en breve me haré con algún tono más porque la verdad es que no puede ser mejor: una formulación impecable, duración alta, textura sedosa, color precioso y pigmentado… Esta es un tono baya oscuro con subtono azulado, pero hay más colores tanto semi mates como brillantes

-la base de maquillaje “2nd Skin Foundation” en tono “Peach Bisque” de 100% Pure es, igual que la barra de labios de la misma marca, la mejor base que he usado nunca. De nuevo, una formulación impecable y unos resultados de diez: se extiende fenomenal, es modulable, aguanta todo el día… Mi piel es de tendencia acneica, y no me saca brillos, más bien aporta una luminosidad que me encanta en vez de ese acabado más pesado de otras bases aptas para pieles grasas. Es de cobertura ligera, como a mí me gusta, pero deja el tono de piel uniforme y sus ingredientes cuidan la piel a la vez. Una maravilla que hace honor a su nombre

-este perfume en aceite formato roll-on de Saar Soleares, “Fig”, lo compré en verano y lo he estado usando desde entonces. Su aroma es dulce, con toque de frutas y hojas, cálido y rico. Personalmente, me gusta más ahora en otoño que con las temperaturas altas de verano, me recuerda a los frutales con las hojas cayendo en una tarde aún cálida bañada en luz dorada… Su duración no es especialmente buena, como todos los perfumes en este formato, pero sí que permanece un rato en la piel. A mí me gusta aplicarlo en las puntas del pelo también; lo nutre porque es en aceite y además perfuma el cabello y dura más el olor

-el “Citrus Organic Hair Rinse” de  Dr. Bronner’s lo encontré por casualidad y como la marca me gusta mucho, me decidí a probarlo. Leí sobre él todo tipo de opiniones encontradas, pero usado correctamente es ya un imprescindible para mí: me deja el pelo suave, con cuerpo, brillante… me encanta y hasta me da pena las veces que no lo uso. No pensé que un producto así fuera a gustarme tanto, pero me ha sorprendido gratamente. Su única pega es que el limón escuece si cae en alguna heridita, pero con enjuagar es suficiente (sólo hay que tener cuidado con los ojos!)

Estoy segura de que con la llegada del invierno alguno de estos seguirá entre mis favoritos, como el bálsamo de MOA o la 2nd Skin Foundation de 100% Pure; son de esos productos que aunque pruebes otros parecidos nunca te cansas de ellos.

¿Cuáles son vuestros favoritos de otoño? ¡Felices atardeceres dorados y hasta la próxima!

DESODORANTE EN CREMA SIN BICARBONATO DE THE NATURAL DEODORANT CO.

Con este calor el desodorante se convierte en un básico, y hoy os traigo uno en crema que gustará a aquellas pieles más sensibles o que no se llevan bien con el bicarbonato, porque no lleva y lo sustituye por arrurruz y arcilla.

Es de la marca inglesa The Natural Deodorant Co., que nació en 2006 cuando su fundadora, Laurie, se enteró de que la piel abosorbe más del 60% de lo que aplicamos sobre ella, por lo que decidió revisar sus productos cosméticos. Como no encontraba ningún desodorante que la convenciese y oler bien es, como ella dice, una necesidad más que una elección, se lanzó a formularlos ella misma, y así nació The Natural Deodorant Co. Aparte de a la formulación del producto, prestan también atención al envase y la apariencia del desodorante, por lo que viene en un tarro de cristal con tapa de rosca y una etiqueta sencilla pero bonita (en el tarrito que os muestro es menos elaborada que la que sale en su web, que me gusta más, no sé si es que la han cambiado recientemente o que depende del tamaño del tarro).

Lo hay en tres tamaños: 6ml (aprox. 3€), 15ml (aprox. 7€) y 60ml (aprox. 13€) y en varios aromas y formatos:

Los “Clean Deodorant Balm” llevan entre otros ingredientes aceite de coco, manteca de karité, óxido de magnesio y bicarbonato de sodio, y los hay con aroma a limón y geranio, a vainilla y manuka, y a pomelo y menta.

Los “Gentle Deodorant Cream” no tienen bicarbonato de sodio, y llevan óxido de magnesio, bentonita y manteca de karité, y los hay sin aroma o con aroma a mandarina o a vainilla y manuka. A estos pertenece el que os muestro hoy.

Los “Active Deodorant Balm” son la gama más fuerte, con aceite de coco, manteca de karité, y bicarbonato de sodio. Sus aromas son a limón y geranio, naranja y bergamota o cilantro y lima.

Por último, tienen uno específico para hombres, el “Clean Deodorant Balm For Men”, con aceite de coco, manteca de karité y bicarbonato de sodio entre otros ingredientes.

El que tengo yo es el “Gentle Deodorant Cream” de vainilla y manuka, para piel sensible, y su lista completa de ingredientes es la siguiente:

Maranta Arundinacea Root (Arrowroot), Magnesium Oxide, Butyrospermum Parkii (Shea Butter), Cocos Nucifera (Coconut Oil)*, Olea Europaea (Olive) Oil*, Bentonite (Clay), Simmondsia Chinensis Seed Oil (Jojoba Oil), Leptospermum Scoparium (Manuka Oil), Vanilla Planifolia Oil (Vanilla Oil)

* denotes organic ingredient

Esto es:

Polvo de Arrurruz (desodorante, no impide la transpiración pero sí absorbe la humedad), Óxido de Magnesio (absorbente), Manteca de Karité (hidratante y nutritiva), Aceite de Coco* (hidratante), Aceite de Oliva* (nutritivo), Bentonita (arcilla; absorbente), Aceite de Jojoba (hidratante), Aceite de Manuka (antibacteriano y desodorante, aporta aroma), Aceite de Vainilla (antioxidante, aporta aroma)

*orgánico

Se aplica sobre la piel limpia y seca, y la marca dice que es tan suave que es apto para usarse después de rasurarse; yo lo he probado y efectivamente no me irritó ni causó escozor ni nada por el estilo. Respecto a su efectividad, en invierno y primavera me funcionó muy bien, pero ahora estos días que hace mucho calor se me queda corto si hago deporte o me muevo mucho, así que lo estoy usando cuando me quedo en casa. Por otro lado, yo me esperaba que oliese a vainilla, pero a mí me huele más a arcilla, así que en ese aspecto me ha decepcionado un poco porque precisamente elegí ese por el aroma… no sé si los demás olerán más o si pasará sólo con los “Gentle Cream”, pero a mí eso no me ha gustado. Dada su textura, puede derretirse en verano (como de hecho me ha pasado a mí) y solidificarse en invierno, pero es normal.

Este desodorante es vegano y Cruelty-Free, y según ponen en su web apto para embarazadas. 

En definitiva, me gusta que sea tan cuidadoso con la piel y que no tenga bicarbonato (que a muchas personas no les sienta bien) pero en verano se queda corto y me decepcionó el olor. Prefiero el de Soapwalla del que os hablé aquí, y creo que no volvería a comprarlo, aunque dados los tamaños y precios no descarto probar el de la gama “Active Deodorant” porque la marca y los ingredientes sí que me han gustado.

¿Conocíais esta marca? ¿Preferís los desodorantes con o sin bicarbonato? ¡Que paséis un buen día y gracias por leerme!

*Por favor, no uses mis fotos sin mi permiso ¡gracias!

GEL DE EQUINÁCEA Y ÁRBOL DE TÉ PARA PIELES CON ACNÉ, LULU&BOO ORGANICS

Hoy quiero hablaros de un gel específico para pieles acneicas de la marca inglesa Lulu&Boo (hablé de su Aceite Limpiador aquí y de su Bálsamo para Pies aquí). Yo sufro acné desde hace años, ahora lo tengo bastante mal porque es hormonal y tipo quístico, y he probado muchos productos que prometen secar el grano, desinfectar, bajar la inflamación… pero que luego o no hacen nada o incluso empeoran el estado de la piel. Este gel en concreto está formulado para controlar los brotes de acné y secar los granos que hayan salido, y tras probarlo en condiciones (voy por mi segundo bote) a mí sí que me funciona, y muy bien además; no me separo de él, porque hace justamente lo que promete: secar, aliviar, bajar la inflamación y mejorar el estado de la piel.

Viene en un tarrito de cristal con dosificador, lo que lo hace muy higiénico, algo realmente importante cuando se tiene acné. Tiene textura en gel, color amarillento y a mí me huele a una mezcla de cítricos y árbol de té, es un olor que puede resultar un poco fuerte pero que a mí no me molesta en absoluto, y además se desvanece al poco de aplicarlo.Se usa sobre la piel limpia y seca, bien a diario o bien si nos sale algún granito en una ocasión puntual. Mi recomendación es aplicarlo por la noche, después de limpiar la piel (y tras aplicar nuestro tónico y crema o sérum y dejar que se absorban bien), porque puede enrojecer la zona. No escuece ni pica ni nada por el estilo (salvo si ya se ha hecho herida, en cuyo caso a veces os puede escocer), aunque hasta que se absorbe notas que llevas el gel ahí, y luego al secarse queda como una película amarilla que no se ve salvo que te mires muy de cerca en el espejo. A la mañana siguiente, el grano está más pequeño y la zona menos inflamada y roja. He notado también que si hay un grano enquistado ayuda a que vaya saliendo con más rapidez y a que se alivie el dolor. 

Estos son sus ingredientes:

Aqua(water), *Aloe barbadensis leaf juice powder, **Glycerine, *Echinacea purpurea (echinacea), *Rosa canina (rosehip) extract, *Hamamelis virginiana (witch hazel) water, *Lavendula angustifolia (lavender oil), *Melaleuca alternifolia (tea-tree oil),*Chamomilla recutita (german chamomile oil), *Leptosperum petersonii (lemon tea-tree oil), Xantham gum, Sodium levulinate, Sodium anisate, potassium sorbate, sodium benzoate, citric acid, Lactic acid, *Cironellol,*D-Limonene, *Geraniol,*Linalool (from essential oils)

*= Organic, **= Organic origin

Made with 94% organic ingredients.

Esto es:

agua (solvente); *aloe vera (regenerante, hidratante, astringente, antibacteriano); **glicerina (previene la sequedad y la descamación de la piel); *equinácea (antiinflamatoria); *extracto de rosa mosqueta (regenerador); *agua de hamamelis o avellano de bruja (astringente, antiinflamatorio, antiséptico); *aceite esencial de lavanda (desinfectante); *aceite esencial de árbol de té (antibacteriano, antifúngico, antiacné, bactericida, desinfectante); *aceite esencial de camomila germana (antiinflamatorio, cicatrizante); *aceite esencial de árbol de té de aroma de limón (antibacteriano); goma xantana (estabilizante); sodium levulinate (conservante, acondicionador); sodium anisate (conservante, antimicrobiano); potassium sorbate (conservante del producto, impidiendo el crecimiento de microorganismos); sodium benzoate (conservante anti hongos); ácido cítrico (conservante, regulador del pH); ácido láctico (regulador del pH); *citronelol (derivado de los aceites esenciales); *d-limonene (derivado de los aceites esenciales); *geraniol (derivado de los aceites esenciales); *linalool (derivado de los aceites esenciales)

*Orgánico   **De origen orgánico

Hecho con un 94% de ingredientes orgánicos

Está certificado por la Soil Association y la Vegan Society, es Cruelty-Free y apto para veganos. Cuesta alrededor de 20€, yo a veces lo he visto a 18€ o a 23€, depende de la tienda, y trae 30ml que cunden bastante, yo lo uso a diario y me ha durado unos cuatro meses. Voy como he dicho por el segundo bote, y cuando se me acabe repetiré, es un producto que recomiendo y con el que estoy muy contenta. 

Luego os hablaré también de otros productos que uso y que también van genial para el acné, pero hay que hacer alguna mezcla y este viene listo para usar, así que creo que es una muy buena opción.

¿Alguien lo ha probado? ¿Algún producto contra el acné que funcione de verdad? ¡Que paséis un buen día y gracias por leerme! 

*Por favor, no uses mis fotos sin mi permiso ¡gracias!

SOAPWALLA: DESODORANTE EN CREMA “CITRUS”

El otro día os hablé de los desodorantes en spray de Weleda, y hoy os traigo mi favorito: el desodorante en crema de limón de la marca neoyorkina Soapwalla. Para quienes no la conozcáis, Soapwalla nació en la cocina de Rachel Winard, su fundadora, que empezó a experimentar en su búsqueda de productos que no agravasen la condición en la que se encontraba su piel, muy sensibilizada a causa del lupus (una enfermedad autoinmune crónica que afecta también a la piel). En Soapwalla creen que un producto es bueno si sus ingredientes lo son, de modo que les prestan especial atención, asociándose con pequeños productores locales para conseguir los mejores ingredientes sin comprometer al medio ambiente. Sus principios se basan en crear productos que no sólo sean efectivos, sino también responsables con las personas y con el planeta; los fabrican a mano en pequeñas tandas en Brooklyn, Nueva York, y son veganos, Cruelty-Free, y libres de petroquímicos, parabenos, SLS, sintéticos… Están certificados por PETA y Leaping Bunny.

Los productos más conocidos de Soapwalla son probablemente los desodorantes, pero tienen también jabones, bálsamos labiales, cremas… Yo por ahora he usado sólo este, y me gusta tanto (y la filosofía de la marca también) que no descarto hacerme con algo más, aparte claro está de repetir cuando se me acabe.

La primera vez que lo usé fue también la primera que usaba un desodorante es crema, y no estaba muy segura de si iba a funcionar bien, pero fue amor al primer uso. Lo primero, el olor a limón dulce, casi me huele como a tarta de limón, me encanta y confieso que huelo el bote cada vez que lo uso. Luego la textura, una crema suave que se absorbe al momento y deja la piel de las axilas hidratada pero totalmente a prueba de sudor, no deja ninguna sensación grasa (de hecho ni noto que lo he puesto) pero con su uso tengo las axilas más hidratadas y ya no se me enrojecen (esa piel en mi caso es muy muy sensible). Respecto a su eficacia, yo me lo aplico por las mañanas y me dura todo el día, nunca he tenido que reaplicármelo, ni siquiera ahora con el calor o haciendo deporte, estoy encantada con él porque no tengo que preocuparme del olor o el sudor en todo el día. 

Viene en un botecito de plástico (PET, reciclable) color azul cobalto, con tapa de rosca; a mí me habría encantado que fuera de vidrio, porque los reutilizo y además me parece que los cosméticos en tarro de cristal tienen un toque especial, pero eso es ya cuestión de gustos; por otro lado, al ser un producto que me llevo a todos los viajes, tiene la ventaja de que no me preocupa que se rompa.

Estos son sus ingredientes:

Butyrospermum parkii (Shea) butter*, Zea mays (Corn) starch*+, Helianthus annuus (Sunflower) seed oil*+, Simmondsia chinensis (Jojoba) seed*, Sodium bicarbonate*+, Rosa rubiginosa (Rosehip) seed oil*, Sunflower Lecithin*+, Glycerin*+, Cymbopogon flexuosus (Lemongrass) herb oil*, Kaolin, Tocopherol*+, Citrus aurantium bergamia (bergaptene-free Bergamot) fruit oil*, Citrus aurantifolia (Lime) peel oil – steam distilled, Citrus paradisi (Grapefruit) peel oil, Litsea cubeba (May chang) fruit oil*, Vanilla planifolia (Vanilla) fruit extract.

(*: certified organic, +: food-grade)

Esto es: 

Manteca de Karité* (hidratante y nutritiva); Almidón de Maíz*+ (absorbente); Aceite de Girasol*+ (emoliente); Jojoba* (hidratante y reguladora); Bicarbonato de Sodio*+ (absorbente, desodorante, neutraliza olores); Aceite de Rosa Mosqueta* (regenerador, antiedad); Lecitina de Girasol*+ (emulsionante); Glicerina*+ (previene la sequedad y la descamación de la piel); Aceite Esencial de Lemongrass* (antiséptico, desodorante, fungicida, aporta aroma); Caolín (absorbente, antiséptica y calmante); Tocopherol*+ (Vitamina E); Aceite Esencial de Bergamota sin Furanocumarinas* (no fotosensibilizante; antibacteriano, antiséptico, desodorante, aporta aroma); Aceite Esencial de Lima (destilación por arrastre con vapor; antibateriano, desodorante, aporta aroma); Aceite Esencial de Pomelo (antibateriano, desodorante, aporta aroma); Aceite Esencial de May Chang* (antiséptico, desodorante, aporta aroma); Extracto de Vainilla (antioxidante, aporta aroma)

*Orgánico Certificado

+ Grado Alimentario

Como veis tiene unos ingredientes muy buenos, yo de hecho nunca he tenido la piel de las axilas tan bien como ahora que llevo usándolo casi un año ya. He probado que me funciona en invierno con capas y capas de ropa, en verano con un calor sofocante, mientras hago deporte, haciendo senderismo… Es mi desodorante favorito y uno de mis productos top, a donde voy viene, y aunque lo alterno con otro (en crema también) que me apetecía probar y que está muy bien también (ya os hablaré de él) este me gusta más. 

Usándolo prácticamente diario desde hace casi un año llevo gastado medio bote, así que cunde bastante. Trae 56,7 gramos y cuesta alrededor de 17€; como he dicho, cuando se me gaste lo repondré así que lo recomiendo totalmente. 

¿Habéis probado este desodorante? ¿Qué formato preferís? ¿Alguna recomendación? ¡Qué paséis un buen fin de semana y gracias por leerme!

Por favor, no uses mis fotografías sin mi permiso ¡gracias!

BÁLSAMO PARA PIES CON MELISA Y MALVAVISCO, DE LULU&BOO

Ahora que hace ya calor y empezamos a usar sandalias, nos acordamos de que deberíamos haber cuidado más nuestros pies bajo los calcetines del invierno, y el producto del que os hablo hoy es ideal para eso. Se trata de un bálsamo súper hidratante para los pies de una de mis marcas favoritas, Lulu&Boo (os hablé de su aceite limpiador en este post). Lo he usado a lo largo del invierno y estoy terminándolo ahora, me queda apenas para un par de veces más, y os adelanto que me ha gustado muchísimo.

Viene en un tarrito de cristal (otro detalle que me encanta de Lulu&Boo porque después reutilizo todos sus envases) con tapa de rosca, y trae 35 gramos. Al principio me pareció poca cantidad, pero luego me ha durado bastante porque no lo uso a diario y cunde mucho. Tiene una textura densa y suave a la vez, parece que no se va a absorber bien pero para nada, se absorbe perfectamente y no deja residuos. Además, aunque tiene un color amarillento en el bote, en realidad es transparente, así que al extenderlo sólo deja la piel brillante y muy hidratada.

Estos son sus ingredientes: 

Butyrospermum parkii (shea) butter*, Olea europaea (olive) oil*, Ricinus communis (castor) oil*, Lecithin, Melissa officinalis (lemon balm) extract*, Glycerine**, Aqua (water), Tocopherol (Vitamin E)*, Althea officinalis (marshmallow) extract*, Rosmarinus officinalis (rosemary) extract*, Helianthus annuus (sunflower) oil*, Melaleuca alternifolia (tea-tree oil)*, Citrus limonum (lemon oil)*, potassium sorbate, sodium benzoate, citric acid, Citral, D-limonene*, Linalool* (from essential oils)

*Organic

**Organic Origin

Esto es: Manteca de Karité (hidratante y nutritiva); Aceite de Oliva (hidratante y nutritivo); Aceite de Ricino (hidratante); Lecitina (de origen vegetal, emoliente); Extracto de Melisa o Hierba Limón (tónico y relajante, aporta aroma); Glicerina (humectante, previene la sequedad de la piel); Agua (solvente); Tocoferol (Vitamina E, antioxidante); Extracto de Malvavisco, Bismalva o Hierba Cañamera (emoliente); Extrato de Romero (antimicrobiano, aporta fragancia); Aceite de Girasol (emoliente); Aceite de Árbol del Té (antiséptico, antifúngico, antibacteriano, aporta fragancia); Aceite de Limón (antiséptico, antifúngico,  antioxidante, aporta fragancia); Potassium Sorbate (conservante, fungicida, bactericida); Sodium Benzoate (conservante, fungicida); Ácido Cítrico (conservante, regulador del pH); Citral (derivado de aceites esenciales, aroma a limón); D-limonene (derivado de aceites esenciales, aroma cítrico); Linalool (derivado de aceites esenciales, aporta fragancia).

Es Cruelty-Free, está certificado por la Soil Association y por la Vegan Society, y es 100% natural y crudo.

Yo lo he usado como os decía a lo largo del invierno y ahora con el buen tiempo, y me deja los pies suaves e hidratados, y además relajados; les doy un pequeño masaje y quedan como nuevos. El aroma es a limón mezclado con hierbas, tiene un toque como amaderado, para mí huele sobre todo a melisa, me resulta muy agradable y relajante, creo que es de mis aromas favoritos en un producto, aunque si os gustan florales o dulces no os apasionará. Lo he usado después de rutas de senderismo invernal con los pies doloridos y me los alivió e hidrató, y ahora con este calor por la noche y me los relaja.

Una vez que tenía fatal las manos por el frío lo probé y funciona muy bien también, pero sí que es cierto que está pensado para los pies con ese aroma y esos ingredientes hidratantes, fungicidas y relajantes. Desde la marca lo recomiendan si tienes pie de atleta, pero como yo no tengo no os puedo decir si es efectivo. 

Como curiosidad, el malvavisco es una planta con cuyas raíces se elaboraba un dulce, que derivó en el actual (cuyo ingrediente mayoritario es por supuesto azúcar), pero si buscáis en internet podéis encontrar recetas para elaborarlos con la raíz de esta planta.

En resumen, es un producto que me encanta y que compraré de nuevo de cara al verano, yo lo compré en la tienda online de Lulu&Boo, a Inglaterra, porque no lo encontraba aquí, y me llegó sin problemas. Su precio es de unos 13€.

¿Qué usáis para mantener los pies bien hidratados? ¿Conocíais este bálsamo? ¡Buen fin de semana y gracias por leerme!

*por favor no uses mis fotos sin mi permiso ¡gracias!

ACEITE ANTICELULÍTICO DE ABEDUL Y CELULICUP, DE WELEDA

El producto del que os hablo hoy es muy conocido, y seguro que muchas lo habéis probado ya, pero aún así quería daros mi opinión. Aunque este aceite es anticelulítico, hay que recordar que ningún producto cosmético va por si solo a acabar con la celulitis, por mucho que lo usemos o muy efectivo que sea. Dicho esto, sí que puede ayudarnos a mejorar el aspecto de la piel, y como veréis más abajo a mí me gusta bastante. 

La celulitis o piel de naranja está causada por nódulos de grasa que se acumulan en determinadas zonas del cuerpo, en especial glúteos, piernas y barriga, y afecta sobre todo a las mujeres. Lo más importante para mantenerla a raya es realizar ejercicio y alimentarse correctamente, hidratándonos bien y evitando los alimentos muy procesados, refinados o altos en grasas y azúcares. Pero sobre todo no debemos olvidar que lo más importante es sentirnos bien en nuestra piel y con nosotras mismas, cuidarnos y aceptarnos sin dejar que nadie nos haga sentir mal por tener celulitis, o estrías, o lo que sea. 

Y ahora el aceite en cuestión: es de color verde y huele como a hierbas, a mí me resulta agradable y refrescante pero puede no ser un olor que guste a todo el mundo.  Viene en una botella de cristal tintado, de color verde también, y podéis adquirirlo solo o en un pack de dos botellas que suele llevar también la CeluliCup y que es el que tengo yo. La verdad es que si vais a ser constantes sale bastante bien de precio así, pero si queréis solo una botella podéis encontrar ventosas similares a la CeluliCup a precios bastante asequibles.

Sus ingredientes son:

Prunus Armeniaca Kernel Oil, Simmondsia Chinensis Seed Oil, Triticum Vulgare Germ Oil, Fragance (1), Betula Alba Leaf Extract, Ruscus Aculeatus Root Extract, Rosmarinus Officinalis Leaf Extract, Linalool (1), Citronellol (1), Geraniol (1), Citral (1)

Esto es:

Aceite de hueso de albaricoque (hidratante, mejora la función de barrera de la piel, rico en ácidos grasos insaturados); aceite de jojoba (muy hidratante); aceite de germen de trigo (rico en vitamina E, ácido linoleico y ácido alfa linolénico, efecto alisante); fragancia (desde Weleda aclaran que usan exclusivamente una mezcla de aceites esenciales naturales, no perfumes sintéticos); extracto de hoja de abedul (rico en taninos y flavonoides, activa el metabolismo de la piel y la suaviza); extracto de raíz de rusco (tonifica y calma la piel); extracto de hojas de romero (tonifica, estimula la circulación y el metabolismo); linalool (derivado de los aceites esenciales usados para mejorar el aroma en los productos cosméticos); citronelol (derivado de los aceites esenciales usados para mejorar el aroma en los productos cosméticos); citral (derivado de los aceites esenciales usados para mejorar el aroma en los productos cosméticos).

Mi experiencia: cuando no usaba aún cosmética orgánica probé varias cremas y algún aceite anticelulítico, algunos de marcas muy conocidas, y con ninguno noté una mejoría real en la piel. Con este aceite, sin embargo, sí que noto algo; no es milagroso claro, pero sí es cierto que con su uso la piel se va nutriendo y alisando, queda muy hidratada y como tonificada, y sí que he notado un cambio en su aspecto. Se recomienda usarlo dos veces al día, sobre la piel húmeda para que sea más fácil extenderlo y masajear, pero yo lo uso normalmente por las noches porque por las mañanas no tengo tiempo.

Para quienes se pregunten si importa realmente o no usar la CeluliCup, la respuesta es un sí rotundo. El masaje es, como en todos los productos anticelulíticos, primordial para obtener buenos resultados; de hecho, cuando aplico el aceite sin el masaje noto la piel hidratada y bonita, pero no tonificada. La CeluliCup es una ventosa de silicona que debemos apretar por dos lados, apoyar sobre la piel y soltar; de este modo, se crea un vacío que succiona la piel y permite masajearla al mover la CeluliCup. (Importante: hay que succionar siempre en una zona con aceite, nunca en la piel seca, y si notamos que duele o que no hay apenas succión, soltamos la CeluliCup y repetimos de nuevo). 

Para el masaje, desde Weleda recomiendan dedicar de 5 a 10 minutos por pierna, y seguir estos pasos:

  1. efectuar movimientos circulares ascendentes, de la rodilla a la cadera
  2. moverla a lo largo de la pierna en línea recta hacia el corazón por la misma zona
  3. terminar el masaje con movimientos en “s” de arriba abajo

Después de cada uso, hay que lavar la CeluliCup con agua y jabón.

Técnicamente, con este masaje se movilizan los depósitos de grasa y además activamos la circulación sanguínea, reducimos la tensión muscular, estimulamos el sistema linfático, mejoramos la elasticidad de la piel y la tonificamos. En mi caso, la piel me queda enrojecida tras el masaje por la succión de la CeluliCup, pero es algo normal; no debe dolernos pero tampoco es agradable, hay zonas donde lo notaremos más si la celulitis es más dura y debemos tener más cuidado en zonas con varices. 

La única pega es que para poder aplicarlo con la CeluliCup necesitas un poco de tiempo… Yo lo uso todas las noches con el masaje y dejo que vaya absorbiéndose sin prisa, o lo seco un poco con una toalla, pero por las mañanas rara vez lo logro (aunque ahora estoy probando otro, en breve hablaré de él).

El aceite cuesta alrededor de 17€, aunque buscando en internet podéis encontrarlo desde 14€, y el pack con la CeluliCup ronda los 28-30€, pero varía dependiendo de la tienda. Es Cruelty-Free, apto para Veganos y certificado por Natrue.

¿Lo recomiendo? Sí, y sin duda volveré a comprarlo cuando se me acabe.

¿Habéis probado este aceite? ¿Os dio buenos resultados? ¿Algún producto que os funcione bien para mejorar la apariencia de la piel de naranja? ¡Que paséis un buen día y gracias por leerme!

Por favor, no uses mis fotos sin mi permiso ¡gracias!

EXFOLIANTE FACIAL ILUMINADOR DE KUKUI Y PERLAS DE JOJOBA, DE PAI SKINCARE

Después de la entrada del exfoliante de One Love Organics, he pensado en hablaros de mi otro exfoliante facial favorito, el de kukui y perlas de jojoba de Pai Skincare. Esta marca inglesa está especializada en pieles sensibles: su fundadora, Sarah Brown, a raíz de los problemas que le causaban las cremas convencionales, decidió en 2007 crear una marca orgánica, natural y efectiva pensada especialmente para este tipo de piel, usando ingredientes calmantes, sin productos químicos irritantes, fragancias ni alcohol. Está certificada por la Soil Association, es Cruelty-Free (certificación Leaping Bunny Association), vegana (certificada por la Vegan Society) y apta para embarazadas, y además tienen una línea especial para bebés llamada Petit Pai.

Este exfoliante es por tanto apto para pieles sensibles, y a mí no me causa rojeces ni irritación de ningún tipo. Su textura es muy densa al principio, una especie de gel o aceite sólido con pequeñas partículas exfoliantes, pero al contacto con el agua se convierte en líquido y adquiere consistencia lechosa. Para usarlo, hay que aplicarlo sobre la piel limpia y seca con las manos (secas también) y masajear suavemente; luego se humedecen los dedos con agua caliente y se masajea de nuevo, de modo que el producto adquiere la consistencia lechosa que os comentaba. Por último, se aclara con agua caliente. Recomiendan usarlo de una a dos veces por semana, aunque yo lo he usado más sin problema.

La piel queda muy suave, hidratada y nada tirante; para mi gusto las perlas de jojoba son del tamaño ideal para un exfoliante facial, y además tiene una textura muy agradable y cumple lo que promete. 

Estos son sus ingredientes:

Helianthus Annuus Seed Oil* (Sunflower Oil); Glycerin (Organic derived Vegetable Glycerine); Prunus Amygdalus Dulcis Oil* (Sweet Almond Oil); Aleurites Moluccana Seed Oil* (Kukui Oil); Prunus Armeniaca Kernel Oil* (Apricot Kernal Oil); Carthamus Tinctorius Seed Oil* (Safflower Oil); Persea Gratissima Oil* (Avocado Oil); Hydrogenated Castor Oil (and) Hydrogenated Jojoba Oil (Jojoba Beads); Sucrose Laurate; Citrus Aurantium Dulcis Fruit Water* (Orange Fruit Water); Boswellia Neglecta Oil* (Frankincense Oil); Litsea Cubeba Fruit Oil* (May Chang Oil); Tocopherol (Natural Vitamin E)

Naturally Occurring in Essential Oils: linalool, citral, d-limonene.

*Ingredientes Orgánicos Certificados (95% del total del producto)

Apto para veganos. No testado en animales

Esto es: Aceite de Girasol (emoliente); Glicerina Vegetal (humectante, alisa la piel y previene la sequedad); Aceite de Almendras Dulces (acondicionador, aporta aroma); Aceite de Kukui (rico en ácidos rasos Omega 3 y 6, nutre y protege la barrera hidrolipídica de la piel); Aceite de Hueso de Albaricoque (hidratante y rico en ácidos grasos instaurados, mejora la función barrera de la piel); Aceite de Cártamo (acondicionador); Aceite de Aguacate (nutritivo); Aceites de Ricino y Jojoba Hidrogenados (forman las perlas de jojoba que actúan como partículas exfoliantes, y que son 100% naturales y biodegradables); Sucrose Laurate (emoliente y emulsionante); Agua de Naranja (aporta aroma); Aceite de Incienso (antiséptico y antiinflamatorio); Aceite de May Chang o Litsea cubeba (aporta aroma); Tocopherol (Vitamina E)

El envase ahora ha cambiado, ya no es como el que os muestro en las fotos sino tipo tubo, y podéis encontrarlo tanto en la propia web de Pai como en distintas tiendas online de cosmética orgánica. Su precio ronda los 32€ y tiene 75ml. Cunde bastante, a mí un bote me ha durado meses.

Junto al de One Love Organics, este es mi exfoliante facial favorito, y volveré a comprarlo cuando se me acabe (que será en breve); me funciona tan bien que, aunque pruebe otros, este seguro que sigue siendo de mis favoritos.

¿Habéis probado este exfoliante o alguno parecido? ¿Y la marca Pai Skincare? ¡Que paséis un buen fin de semana y gracias por leerme!

Por favor, no uses mis fotos sin mi permiso ¡gracias!

LIP2CHEEK, LABIAL Y COLORETE EN CREMA DE RMS BEAUTY

El producto que os muestro hoy fue de los primeros que compré; buscando un labial y un colorete de tonos rojos y que fueran orgánicos, me topé con este dos en uno de la marca estadounidense RMS Beauty. Bien conocida entre las fans del maquillaje natural y cruelty-free, RMS Beauty nació cuando a su creadora, la artista del maquillaje Rose Marie Swift, le diagnosticaron problemas de salud causados por niveles tóxicos de metales pesados, pesticidas y otros químicos en su sangre, y decidió lanzar su propia marca de maquillaje, libre de tóxicos.

Este bálsamo con color dos en uno es muy versátil, ya que puede aplicarse en mejillas y labios y la intensidad del tono es fácilmente modulable. Aporta hidratación, no reseca los labios para nada, y es muy pigmentado. Viene en un pequeño envase de vidrio esmerilado, sencillo y bonito, con tapa de rosca. Lo hay en nueve tonos diferentes:

-spell: nude 

-smile: rosa coral brillante

-promise: rosa salmón con un sutil brillo dorado

-modest: rosa 

-illusive: ciruela mate

-demure: rosa malva clarito

-beloved (el de la imagen): rojo amapola

-diabolique: burdeos oscuro

-curious: anaranjado brillante con un toque dorado

Aquí tenéis su INCI:

*Cocos Nucifera (Coconut) Oil, *Ricinus Communis (Castor) Seed Oil, *Cera Alba (Beeswax),*Butyrospermum Parkii (Shea Butter) Fruit, *Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil,   *Theobroma Cacao (Cocoa) Seed Butter, *Buriti (Mauritia Flexuosa) Oil, Tocopherol(non-GMO), Helianthus Annus (Sunflower) seed Oil, Propolis Extract, Centella Asiatica Extract ,*Rosmarinus officinalis (Rosemary) Extract, and may contain: [+/- Titanium Dioxide CI 77891, Iron Oxides CI 77491, CI 77492, CI 77499, Mica CI 77019]

*Ingredientes orgánicos certificados

Los bálsamos en tono Smile, Beloved y Curious contienen los siguientes pigmentos: [+/- Red 30 CI 73360, Red 6 Lake CI 15850].

Esto es: aceite de coco (hidratante), aceite de ricino (hidratante), cera de abeja (aglutinante), manteca de karité (hidratante y nutritiva), aceite de jojoba (hidratante), manteca de cacao (emoliente), aceite de buriti (nutritivo), tocopherol (vitamina E), aceite de girasol (emoliente), extracto de propóleo (antiséptico y cicatrizante), extracto de centella asiática (regenerador), extracto de romero (estimula la circulación). Pueden contener: dióxido de titanio (usado como pigmento mineral blanco, proporciona opacidad, filtro solar), óxidos de hierro (pigmentos), mica (pigmento iluminador).  

El que yo tengo (y os muestro en las fotos) es BELOVED, el rojo amapola, que yo uso en labios y mejillas y queda realmente bonito y muy natural. Al ser tan pigmentado, hay que aplicarlo poco a poco, sobre todo el las mejillas, e irlo difuminando hasta obtener el tono deseado.

Respecto a la duración, aguanta muy bien en las mejillas pero en los labios hay que reaplicarlo, como cualquier labial tan hidratante, aunque sí que deja un sutil tono rojo conforme va borrándose. Su precio ronda los 39€, y es fácil encontrarlo en las tiendas de cosmética orgánica.

Un último detalle: los productos de RMS Beauty no están certificados (aunque son orgánicos) porque, como explican ellos mismos en su página web, no existe una legislación que regule la cosmética orgánica en  Estados Unidos, y aunque está el sello USDA, los cosméticos con color no pueden ser certificados por dicho sello (porque los pigmentos minerales usados no son orgánicos, ya que no se cultivan). Por ello, y aunque sus ingredientes sí que están certificados, los productos no llevan sello, ya que la marca está esperando la regulación que mencionaba antes.

¿Usáis productos multifunción como este? ¿Os llama la atención alguno de los colores? ¡Que paséis un buen día y gracias por leerme!

*Por favor, no uses mis fotos sin mi permiso ¡gracias!