PALETA “PRETTY NAKED II” DE 100% PURE, PERFECTA PARA EL DÍA A DÍA

                           

Las paletas son uno de esos productos que entran por los ojos de lo bonitas que son, y que resultan prácticas y versátiles al llevar varios tonos (o productos, como este caso) en un mismo estuche. Para mí el mayor problema es cuando en una misma paleta hay colores que me encantan y otros que nunca me pondría, así que me debato entre comprarla por los tonos que sí me gustan o dejarla por los que no usaré… o al menos eso me pasaba, porque desde que aposté por la cosmética natural sólo me he comprado una y es esta que os enseño hoy, de la marca estadounidense 100% Pure y que lleva tres sombras de ojos, un colorete y un iluminador en tonos neutros con mezcla de mates (el colorete)  y brillantes.

Yo la uso a diario para looks más suaves, pero como trae un tono más oscuro permite usarla también los días que queramos más intensidad en la mirada. El iluminador es sutil pero se nota, y el colorete es de los que dejan buena cara al momento, al principio pensé que era un tono un poco apagado para mi gusto pero ahora es mi favorito.

Trae:

-tres sombras de ojos: “beam” (nude muy clarito con destellos dorados), “splendor” (marrón medio con sutil brillo dorado) y “vivid” (el más oscuro, marrón carbón con destellos rubí)

-un colorete mate rosa melocotón, “afterglow”

-un iluminador de sutil brillo perlado, “illume”

Todos son suaves y se deslizan muy bien sobre la piel, con y sin base de maquillaje. Son un poco polvorientos, pero con sacudir el exceso de la brocha antes de aplicarlos basta, y no caen a la zona de la ojera. No se mueven en todo el día, al menos en mi párpado, y se retiran perfectamente al desmaquillarse. El colorete y el iluminador sí que van perdiendo un poquito de intensidad conforme pasan las horas, en mi caso el iluminador más que el colorete, pero se siguen notando al final del día (otros que he probado desaparecen por completo de mi piel).

Pero lo mejor de esta paleta son sus ingredientes: aceites de rosa y de aguacate, manteca de cacao, almidón de arroz, mica, vitaminas C y E, y lo mejor, pigmentos a base de extractos vegetales: granada, arándano, fresa, frambuesa, cereza, albaricoque, melocotón, uva cabernet, camomila, bayas de goji, rosa, cacao, vainilla, mora, café, papaya, tomate, té negro o açai… Impresionante, ¿no? Y además es vegana…

En resumen, para mí es la paleta perfecta: tres sombras de ojos muy versátiles que permiten todo tipo de looks, un colorete efecto buena cara y un iluminador sutil pero visible, y todo con una formulación impecable y en un envase bonito (yo es que soy muy de tonos rosas). La he usado a lo largo de todo el invierno y a diario ahora en primavera, y cerque en verano le sacaré también mucho partido. ¿Alguna fan más por aquí?

Os dejo los swatches a continuación ¡espero que os haya gustado tanto como a mí!

¿Usáis esta o alguna de las otras paletas de la marca?¡Gracias por leerme y que paséis un buen fin de semana!

CREMA FACIAL LIGERA “REJOICE” DE ANTIPODES, IDEAL PARA EL BUEN TIEMPO

         

Confieso que tengo una especie de miedo irracional a probar cremas faciales: me las aplico siempre con temor a un brote de acné, o a una zona seca o a rojeces alrededor de los labios y la nariz… Esta hidratante además fue un regalo, así que imaginaos mis dudas antes de probarla pensando que ni siquiera la había elegido yo. Está indicada para pieles normales a mixtas, deshidratadas, sensibles, con rojeces y/o rosácea, y desaconsejada en pieles grasas. Yo tengo la piel sensible, con zonas más secas, algunas rojeces y brotes de acné, y ya os adelanto que me ha encantado: hidrata la piel durante todo el día sin que aparezcan brillos, no me han salido granos, parches secos o rojeces, y además huele fenomenal (no persiste el olor en la piel, pero al aplicársela es un extra). Tiene una textura más bien densa, pero se absorbe perfectamente con un ligero masaje y deja la piel hidratada y mate a la vez.

Sus ingredientes clave son el agua de flor de lavanda, que calma la piel; la manteca de karité, que evita la deshidratación y tiene propiedades antienvejecimiento y antiinflamatorias; los aceites de rosa mosqueta y aguacate, antioxidantes y regenerantes; el aceite de nuez de macadamia, que suaviza la piel; el aceite de jojoba, equilibrante y seborregulador; y el aceite de manuka, que es antibacteriano. El olor avainillado de esta crema procede del “conservante” (entre comillas porque se considera apto para fórmulas libres de conservantes), llamado naticide y compuesto a base de extractos vegetales derivados de aceites esenciales, y que tiene un característico olor dulce.

Al igual que el resto de productos de Antipodes, esta hidratante es 100% natural y está elaborada con ingredientes orgánicos y certificados, y es por supuesto cruelty-free. Esta en concreto es también apta para veganos y embarazadas.

Como única pega, no lleva protección solar, así que yo me la aplico después, pero aún así se ha convertido en una de mis favoritas. Probablemente en los meses de invierno se me quedaría corta, pero ahora con el buen tiempo me resulta perfecta en cuanto a hidratación y admito que el olor avainillado me tiene enganchada.

¿La habéis probado? ¿Usáis esta marca?

¡Feliz día y gracias por leerme!